Cómo mantener tu hogar fresco durante una ola de calor

Spread the love

Los días en que la temperatura se eleva por encima de los 30 grados pueden ser bastante insoportables.

La clave para mantener tu casa fresca en verano y especialmente durante una ola de calor, es evitar que el calor ingrese a tu hogar a través de un aislamiento adecuado y prácticos revestimientos de ventanas.

Mantener la mayor cantidad de calor directo posible también hará que tu hogar se enfríe más fácilmente y, por lo tanto, mejorará tu eficiencia energética.

a) Cierra la casa

Puede parecer contrario a la intuición, pero debes mantener las ventanas y puertas bien cerradas durante una ola de calor.

No hay brisas frescas durante las horas del día, solo aire caliente que debe evitarse que ingrese a la casa.

BRISA FRESCA | Luces y Emociones

Una vez que se haya puesto el sol, puedes abrir todas las ventanas y puertas para aprovechar las condiciones frescas de la noche.

b) Cubre las ventanas

Las cortinas externas como los toldos y las persianas horizontales exteriores son una de las formas más efectivas de mantener fresca una casa porque bloquean la luz solar directa.

Cubrir las ventanas que reciben el sol de la mañana y la tarde son las más importantes.

Si actualmente no tienes ningún sombreado externo, una solución temporal es comprar una cortina de bajo costo en la ferreterías, córtala un poco más grande que la ventana y pégala en el marco externo.

Las cubiertas internas de las ventanas también ayudarán a bloquear la luz solar directa, sin embargo, a lo largo del día, la cortina se calienta y puede afectar la temperatura del aire.

c) Enfriar el aire que ocupas

Enfriar todas las habitaciones de una casa consume electricidad, así que concéntrate en las habitaciones que estás ocupando.

Intente sellar esta área tanto como sea posible para mantener el aire frío contenido.

Por ejemplo, una puerta que separa las áreas de estar de las habitaciones dividirá efectivamente tu hogar por la mitad y puedes mejorar drásticamente la potencia de tu aire acondicionado.

Cierra las áreas de tu hogar que no están siendo ocupadas para un control de temperatura más efectivo.

d) Sellar los huecos donde se filtre el aire fresco

Puedes hacer más para sellar un área que simplemente cerrar las ventanas y puertas, asegúrete de bloquear también las corrientes de aire.

El infractor obvio es el espacio debajo de las puertas, pero estate atento a los huecos o grietas alrededor de los marcos de puertas y ventanas, entre las tablas del piso y entre los zócalos y las paredes o pisos.

¡Sellar corrientes de aire ayuda a reducir las fugas de aire hasta en un 25 por ciento!

e) Usar ventiladores

Un ventilador requiere mucha menos electricidad para funcionar en comparación con el aire acondicionado.

Faça um Incrível Mini Ventilador USB com Motor DC e latinhas de ...

Por lo que puedes mantenerlo encendido durante largos períodos de tiempo sin hacer mucha diferencia en tu factura de energía.

Si bien no cambiará la temperatura del aire, un ventilador puede ser muy efectivo para enfriar junto con otros dispositivos.

Para incrementar su efectividad combina y alterna durante el día el uso de un ventilador con el aire acondicionado.

Si no tienes aire acondicionado, toma una botella con atomizador y rocíe agua sobre tu piel para aprovechar el poder del enfriamiento por evaporación.

f) Aislamiento de techo

Tu techo genera las mayores ganancias de calor (en verano) y pérdidas de calor (en invierno) para tu hogar.

La instalación de un aislamiento adecuado es una inversión sabia a largo plazo que proporcionará comodidad durante todo el año, reducirá tus facturas de refrigeración y calefacción a la mitad.

Sección Del Techo Con Las Diferentes Capas De Aislamiento Fotos ...